8 consejos clave para cuidar tu ropa conservando el medioambiente. [Eficaces y fáciles de aplicar]

Consejos para cuidar tu ropa conservando el medioambiente

¿Sabías que el 70% del impacto ambiental de una prenda se produce una vez que está en tus manos? Vamos a revisar cómo y cuándo lavas tu ropa, la planchas o la guardas. Consejos para cuidar tu ropa que te permitirán alargar su vida útil y la del planeta.

Deja de pensar que nada va a cambiar porque tú cuides el medioambiente. Tu gesto sumado al de millones como tú producirán el cambio que necesitamos.

Y si eres un romántico como yo, abre tu armario y déjate llevar por los recuerdos que van cobrando vida. Basta mirar la camiseta verde para recordar la primera vez que la viste. ¡Madre mía! Con esa camisa aprobé un examen decisivo y esos vaqueros me acompañaron en mi primer día de trabajo. ¿Te suena?

Cuida el planeta y deja que tus prendas te sigan acompañando en otros muchos momentos inolvidables.

¿Aún no te he convencido? Verás como estos sencillos consejos para cuidar tus prendas te harán cambiar de opinión enseguida.

1. Lee bien las etiquetas

No te cuento nada nuevo si te digo que en la etiqueta de cualquier prenda encontrarás instrucciones y consejos específicos de lavado. Debes conocerlos y aplicarlos si quieres cuidar tu ropa para que dure más y evitar sorpresas desagradables.

Lo que quizá te sorprenda es que en ese pequeño trozo de tela hay mucha más información. Fíjate siempre que puedas en su composición, origen de producción, etc. Acostumbrarte a leer, comparar e interpretar estos datos te harán un consumidor más responsable y exigente.

Porque detrás de una etiqueta…

Podrás descubrir si se trata de una marca ética.
Te harás una idea sobre su grado de implicación en el cuidado del medioambiente.

Incluso puede que descubras su primera gran historia para recordar. Entonces no habrá dudas, te encuentras ante una prenda sostenible.

Etiquetas de las prendas Green Forest Wear

Etiquetas de nuestros productos Green Forest Wear. Descúbrelos en nuestra tienda online.

2. Cómo cuidar la ropa sin lavarla. ¿Necesitas lavar ya esa camisa?

Ahorra agua y energía lavando tus prendas solo cuando sea necesario.

Si solo has usado una vez esa camisa lo más probable es que no necesites lavarla. Te propongo hacer otra cosa.

No la cuelgues en el armario. Tiéndela en algún lugar bien ventilado de la casa o en el exterior. Airear tus prendas antes de guardarlas evitará los malos olores que haya podido absorber.

Un gesto tan pequeño como este tiene muchos beneficios:

  • Podrás ponerte de nuevo tu camisa favorita con la misma sensación de limpieza.
  • Ahorrarás en tu factura y…
  • Le sacarás una sonrisa al planeta.

¿Merece la pena?

3. Cómo cuidar la ropa al lavarla. ¿A mano o a máquina?

Igual me estoy pasando de la raya, pero te confieso que lavo casi toda mi ropa a mano. Rectifico, lavo a mano todas las prendas que significan algo para mí.

La lavadora es una especie de ser extraño donde a veces suceden cosas inesperadas. Cuando eso le ocurre a una prenda que me trae tantos recuerdos o que elegí con cariño, me duele, me duele mucho.

Vale, voy a volver al lado práctico de la vida. Pero antes de nada, te doy un buen consejo que te servirá tanto si lavas a mano como a máquina.

Cuando te ensucies trata de limpiar la mancha lo antes posible. Sobre todo si sospechas que será difícil de quitar —grasa, tomate, el chocolate…—. Si la mancha permanece mucho tiempo sobre el tejido no habrá detergente ni máquina capaz de eliminarla.

A MÁQUINA

Si no te pasa como a mí, podrás confiar en tu lavadora, pero úsala teniendo en cuenta estos consejos. Te voy a enseñar cómo cuidar la ropa en la lavadora:

  1. Comprueba en la etiqueta que efectivamente puedes lavarla en la lavadora y a qué temperatura máxima.
  2. Separa por colores, e incluso por tonos de colores para no llevarte sorpresas desagradables.
  3. Mete en una bolsa aquellas prendas con cremalleras o remaches que puedan dañar a sus compañeras de lavado. Esos jirones misteriosos tienen siempre algún culpable.
  4. Utiliza otra bolsa para aquellas prendas más delicadas. Una de esas bolsas especiales para lavado, o dentro de una funda de almohada o similar.
  5. Los vaqueros y camisetas estampadas siempre del revés. Evitarás que destiñan contaminando a otras o que pierdan su color.
  6. Llena la lavadora antes de ponerla. De lo contrario estarás malgastando agua y derrochando electricidad.

Un consejo más, ese que arrancó de golpe mi inocencia y me mostró la dura realidad. 😉

El “trágico” momento en el que descubrí que la lavadora “no lava”. De repente cayó uno de los mitos de mi tierna infancia. Entonces me pregunté por qué la lavadora de mi madre sí quitaba las manchas. ¿Era mejor que la mía? Fue entonces cuando descubrí la magia de una madre…

O más bien la magia de frotar las manchas visibles antes de meterlas dentro del tambor. Subir la temperatura de lavado, probar con un detergente agresivo o hacer lavados dobles y triples es una práctica muy poco sostenible. Lo peor de todo es que en la mayoría de los casos tampoco quitará las manchas.

A MANO

Si eres de los míos no usarás muy a menudo la lavadora. En cualquier caso, jerséis y prendas delicadas siempre a mano. Te cuento algunos consejos prácticos para cuidar tu ropa cuando laves a mano que quizá no conozcas:

  1. Espera a tener varias prendas antes de lavarlas, así consumirás menos agua.
  2. Acuérdate de lavarlas en el orden correcto: siempre de las más claras a las más oscuras. De este modo podrás utilizar el mismo agua para todas y evitarás que el color de unas contamine a las otras.
  3. Primero echa el jabón y disuélvelo en el agua, después introduce las prendas. Si el jabón cae directamente sobre el tejido, puede dañarlo.
  4. Una vez lavadas y aclaradas no las mezcles dentro del mismo balde. Todavía están húmedas y pueden desteñir.
  5. Si se trata de tejidos de punto, enróllalos con suavidad para que escurran el exceso de agua. No los estires o cuelgues. ¿Nunca te ha ocurrido que el punto de tu jersey favorito se ha abierto para no cerrarse más? ¿Ahora te queda grande? A mí sí.
  6. Como sabes, al lavar a mano no tienes centrifugado. La ropa tarda más en secarse, pero ten un poco de paciencia. No intentes “estrujar” con violencia las prendas para que caiga hasta la última gota o dañarás los tejidos.

Con estos sencillos consejos para cuidar tu ropa se conservará como nueva mucho más tiempo, te lo digo por experiencia. Pero ten cuidado con el agua que usas. A veces lavar a mano implica gastar más agua de la necesaria.

4. Temperatura de lavado. Siempre en frío

Laves a mano o a máquina hazlo siempre en frío. Utiliza agua caliente solo para lavar sábanas y toallas. Es la única forma de eliminar ácaros y bacterias.

¿Qué ocurre cuando lavamos a más de 30 grados?

  • Derrochamos energía.
  • Contaminamos más el agua que si lo hacemos en agua fría. Los productos de limpieza disueltos en agua caliente desprenden un mayor número de químicos. Si son tóxicos estaremos dañando nuestra salud y la del planeta.
  • Perdemos color y viveza en los estampados de la ropa.
  • Desteñimos, contagiando a otras prendas.
  • Determinados tejidos, como el algodón y otros muchos, encogerán.

En definitiva: evita sorpresas desagradables, ahorra en tu factura, alarga la vida útil de tus prendas y conserva la salud del medioambiente. Como ves, todo son ventajas. 🙂

5. Jabones de lavado para cuidar la ropa y el medioambiente. ¿El Jabón Lagarto de toda la vida?

Los productos de limpieza cada vez contienen sustancias más perjudiciales y artificiales. Estas composiciones químicas no solo dañan nuestras prendas sino que desprenden toxinas que se adhieren al tejido e infectan el agua. Esto no ocurre con los ingredientes naturales.

Jabones de lavado para cuidar tu ropa y el medioambiente

Por si fuera poco, muchos productos “blanqueantes” incluyen “abrillantadores ópticos”. Es decir, químicos que reflejan la luz produciendo una falsa apariencia de limpieza y blancura. No eliminan la suciedad, solo es una ilusión óptica, pero sí contaminan y no son biodegradables.

Coincidirás conmigo en que si no quitan las manchas y encima contaminan lo mejor es no utilizarlos. Pero entonces, ¿cómo lavar nuestras prendas?

Te voy a descubrir algunos remedios naturales, efectivos y fáciles de encontrar para quitar las manchas de forma eficaz sin perjudicar al medioambiente:

  1. Sea cual sea, utiliza la menor cantidad de jabón o detergente recomendada. Esto hará que necesites menos agua para enjuagar, contaminarás menos y tu ropa durará mucho más.
  2. A la hora de elegir detergentes comerciales fíjate en su composición y elige aquellos que contengan menos ingredientes. Serán los menos nocivos.
  3. Evita aquellos detergentes que contengan fosfatos, sulfatos, fragancias o abrillantadores.
  4. Limpia con jabón puro. ¿Te suena el Jabón Lagarto, el de toda la vida? Es un ejemplo de jabón muy natural que se biodegrada de manera segura y no es tóxico. Cómpralo sin esencias, colores sintéticos u otros aditivos.
  5. Utiliza carbonato de sodio para quitar manchas de grasa y desinfectar.
  6. Si quieres eliminar malos olores y disolver algunas manchas emplea bicarbonato de sodio.

Te cuento un último truco que te sorprenderá, el 7, el de la suerte… 🙂

Sustituye el suavizante por vinagre. Sí, has oído bien. El vinagre es un producto natural, desinfectante y suavizante que elimina manchas y olores. ¿Qué más se puede pedir?

Aunque te parezca extraño, el olor del vinagre desaparece en pocos minutos. Aun así, puedes mezclarlo con algún aceite esencial para aportarle un aroma agradable.

6. Más tendedero y menos lavadora

¿Tienes secadora? Al contrario de lo que piensas, no fue una buena idea comprarla. Te cuento por qué la secadora no cuida tu ropa ni es sostenible:

  • Daña los tejidos.
  • Acorta sus fibras, haciendo que en muchos casos encojan. Su mayor o menor contracción dependerá del tipo de tejido.
  • Consumen mucha energía innecesaria (para poder alcanzar una mayor rapidez de secado).

Por ello, el mejor consejo es que después de lavar tus prendas las cuelgues en el exterior si las condiciones meteorológicas lo permiten. El sol y el aire combinados se convierten en la mejor máquina secadora: rápida, eficiente, barata y sostenible.

Si por el contrario vives en un lugar frío y húmedo: busca un lugar cubierto de la casa, lo mejor ventilado posible, y utilízalo como tendedero.

Cuida tu ropa para que dure más. Tiende tus prendas al aire librebre para a

Te doy unas sugerencias para que tender la ropa sea tu opción favorita. Algunas las conocerás, pero estoy segura de que te descubriré más de un truco. Vamos a ello:

  1. Extiende bien la ropa para evitar arrugas.
  2. Busca los pliegues de la prenda y coloca siempre las pinzas en ese lugar. Así evitarás marcas. Por ejemplo, cuelga las camisetas por las axilas o los pantalones por la ingle.
  3. Evita tender en las horas centrales del día. Tender a pleno sol hará que tu ropa se acartone y pierda color.
  4. Si no tienes más remedio que tender a pleno sol, dale la vuelta a las prendas para que los colores no se desgasten.
  5. Algunas prendas, como las camisetas, mucho mejor si las cuelgas de una percha. Evitarás que se deformen. Recurre al mismo sistema con las prendas más delicadas y ligeras.
  6. Otras como jerséis o chaquetas mejor sin pinzas, estiradas y tumbadas para evitar que se “estirajen”, palabra de madre sabia, la mía. 🙂

Como has comprobado, las altas temperaturas que tienen lugar dentro de la secadora son perjudiciales para tus prendas, para tu bolsillo y para el planeta.

7. Otros consejo para cuidar tu ropa. ¿Quién dijo planchar?

En el punto anterior te explicaba la mejor manera de tender la ropa. Muchos de esos consejos tenían un objetivo principal: evitar que las prendas se arruguen. Si ya te has acostumbrado a esas rutinas seguro que has comprobado lo mucho que estás ahorrando en planchado.

Etiqueta Green Forest para saber cómo cuidar tu prenda

Etiqueta textil Green Forest Wear con composición e indicaciones de lavado para cuidar tus prendas.

La plancha, al igual que la secadora, requiere de un gran consumo eléctrico para generar calor y también daña los tejidos.

Si quieres regalarle vida a tus prendas, plancha menos y tiende mejor. Yo te confieso que hace años que no utilizo máquina de planchar. Aunque esto mejor que quede entre nosotros. 😉

Te cuento otro secreto:

Si estás pensando en comprarte o regalar una camiseta Green Forest puedes olvidarte de la plancha. Son camisetas 100 % algodón, por tanto al lavarlas se arrugan, pero escucha esto: sécala colgada de una percha y verás como queda fenomenal. Yo siempre lo hago así. Por ejemplo… ¿Esta? 😉

Camiseta hombre algodón orgánico Green Forest Wear, modelo Pirate Green

Camiseta de algodón orgánico Green Forest Wear, modelo Pirate Green. Échale un vistazo en nuestra tienda online.

8. Cómo cuidar la ropa guardada. Colgar o doblar

Por último, unos tips para que tus prendas estén organizadas, no sufran y se conserven como nuevas en el armario. No hay nada más sostenible que comprar de forma responsable. Si tus prendas duran más necesitarás comprar menos. Aunque en lo que a orden se refiere seguro que Marie Kondo lo hará mucho mejor que yo.

Cómo cuidar la ropa guardada:

  1. No cuelgues los jerséis en perchas. De lo contrario su punto se abrirá y los hombros se darán de sí.
  2. Otras prendas delicadas como vestidos o camisas mejor en perchas con acolchado que respeten la forma de sus hombros.
  3. Los abrigos siempre en perchas anchas.
  4. Para evitar que tus prendas se arruguen cuando están en baldas o cajones, enróllalas en lugar de doblarlas.

Prueba estas recomendaciones y si te quedas con ganas de más, no te olvides de leer a Marie Kondo, ella es la gurú del orden y la organización.

Planta tu árbol

¿Conocías ya estos consejos para cuidar tu ropa? ¿Los pones siempre en práctica? Entonces, ¡enhorabuena!, lo estás haciendo muy bien. En cualquier caso, espero haberte descubierto pequeños trucos o despejado alguna duda.

¿Y ahora qué? ¿Te gustaría ir un paso más allá?

Esa fue la filosofía de Green Forest Wear desde el primer día, ir un paso más allá en su compromiso con la ética y la ecología.

Por ello, con cada uno de nuestros productos te regalamos un árbol que podrás plantar y cuidar tú mismo. Él se encargará de absorver el CO2 que emites en su mantenimiento para minimizar tu huella ecológica.

Y si prefieres que nosotros nos encarguemos, no te preocupes: ya estamos organizando nuestra próxima reforestación. ¿Te vienes al Parque de Guadarrama con nosotros? 

Juntos somos un bosque. #YoTambiénMePlanto, ¿y tú?

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *